Flores de Bach para el embarazo
Terapia floral sin alcohol

TERAPIA FLORAL EFECTIVA 

Las Flores de Bach son perfectamente seguras de usarse en el embarazo. No contiene ningún químico, solo la energía de las flores. Y en nuestros preparados lleva glicerina vegetal como conservante. 

El embarazo puede ser una de las etapas de mayores cambios emocionales para una mujer. A menudo estas emociones son difíciles de manejar, y llegan sin previo aviso. Las Flores de Bach son una herramienta muy útil para lidiar con estas emociones. Existen Flores de Bach específicas para estas distintas emociones

Walnut es una flor que debe usarse para todo el embarazo, pues sirve para prepararse para los cambios emocionales, físicos y de estilo de vida que va a pasar la mujer embarazada.
En la mayoría de las mujeres aparece el cansancio, en ocasiones durante todo el embarazo, pero especialmente durante el primer trimestre y en las últimas semanas. Se pueden usar Olive y Hornbeam para la falta de energía.
Es también muy común la preocupación por los cambios en el cuerpo, por no ser atractiva hacia la pareja y a "sentirse fea". Para esto se puede usar Crab Apple.
La impaciencia por conocer al bebé lo más pronto posible o de pasar por el parto puede tratarse con Impatiens.
Los cambios de humor durante el embarazo se pueden tratar con Scleranthus.
Es recomendable que las embarazadas estén en compañía de otras mujeres, especialmente quienes ya tuvieron hijos, para compartir vivencias, aprender a cuidar a los bebés y tener consejo experimentado. Sin embargo, a veces las madres cuentan historias terroríficas acerca del dolor del parto, de lo mucho que duró, o de las cicatrices de la cesárea o episiotomía. Una embarazada puede angustiarse y crear una predisposición a estas situaciones que no necesariamente son las que vaya a vivir. Para protegerse de estas opiniones y creencias equivocadas es importante tomar Walnut.

El miedo es otra emoción común durante el embarazo. Puede haber miedo a no ser una buena madre, a no sentirse capaz de cuidar a un bebé, a que su pareja los abandone, a que el bebé esté creciendo sano, a estar preparada para los cambios, a tener suficiente dinero o estabilidad financiera, etc. En la última etapa del embarazo, también es frecuente el miedo al parto. Para cada uno de estos factores pueden usarse las flores de Bach correspondientes.


Si hay rechazo hacia el bebé, se puede usar Chicory (para el egoísmo), Crab Apple, Holly (para despertar el amor), Pine (para la culpa), Sweet Chestnut (para la desesperación), Walnut, Willow (para el resentimiento), entre otras. Además se debe de analizar la relación con su propia madre y con las mujeres en su vida, como se describe en la página Flores de Bach para mujeres.


Las Flores de Bach son perfectamente seguras de usarse en el embarazo. No contiene ningún químico, solo la energía de las flores. Y en nuestros preparados lleva glicerina vegetal como conservante.


TERAPIA FLORAL EFECTIVA
www.esenciasanadoras.es
CONTACTO: esenciasanadoras@gmail.com